Visitantes de la antigüedad….(1)

 

La teoría de los sumerios defendida por Sitchin, aunque estrambótica para muchos, da que pensar. Sobre todo porque incluye algunos postulados astronómicos que hoy están confirmados. ¿Quién pudo habérselos transmitido a los escribas de la época?
Aquí la cosa se complica todavía un poco más. Según Sitchin, Neil Freer, Robert Bauval y otros estudiosos de textos antiguos, algunos habitantes de Nibiru se instalaron en la Tierra y transmitieron sus conocimientos a la raza humana, empezando por los sumerios. Así se explicaría la eclosión de una civilización que inventó el primer alfabeto y la escritura (de tipo cuneiforme y difícil de entender para los pueblos que luego habitaron la región), que desarrollo nuevos métodos de riego y cultivo, y que se manejaban agilmente con las matemáticas o la astronomía. Los textos sumerios llamaban anunnaki a un grupo de dioses de su cosmogonía. Segun los historiadores, la palabra significa “los de sangre real”, pero Sitchin y otros estudiosos como él defienden que el autentico significado del término es “los que llegaron del cielo”. Sitchin también los llama nephilim. Aunque han sido emparentados con los reptiles, podían tener apariencia humana. Medían más de dos metros y medio, sus cuerpos eran musculosos y bien proporcionados, y eran extraordinariamente longevos. La interpretación de la cosmogonía sumeria que hace la historia oficial es, con algunas variaciones en los nombres según las versiones, la siguiente. Anu era el dios del cielo e hijo del dios primigenio mesopotámico Anshar y de la diosa Kishar. De su unión con Nannu nació Enki, genio del agua fecunda, y de su unión con Ki nació Enlil, dios de los hombres, del aire y del viento. Anu, Enki y Enlil formaban la llamada Tríada sumeria de dioses principales. Los hijos y seguidores de Anu se llamananunna o anunnaki.
Sin embargo, los defensores  de la teoría extraterrestre lo explican de otra forma. También aquí hay varias versiones, pero, a grandes rasgos, que vienen a decir que en realidad, los anunnaki eran alienígenas que visitaron la Tierra por primera vez hace unos 450.000 años, según algunos en busca de oro para detener el cambio climático que se estaba produciendo en su planeta (ciertas moléculas de su atmósfera, que contenían oro, eran las encargadas de retener la luz y el calor generado por el núcleo de su planeta).
David Radius Hudson, en una nueva vuelta de tuerca que también tiene sus adeptos, opina que lo que buscaban los extraterrestres era ORME, esto es: ocho elementos preciosos (oro, plata, platino, osmio, iridio, rodio, paladio y rutenio) que, bien combinados e ingeridos de determinada manera, conferirían poderes extrasensoriales.Hudson sostiene que el ORME, que acabaría inspirando las investigaciones de los alquimistas en la Edad Media, podría servir para ser telépata, levitar, estar en dos lugares a la vez, proyectar los propios pensamientos en la mente de otro, curar mediante la imposición de manos o resucitar después de tres días. En la practica, se trataba de la pócima magica para convertirse en un dios. Y los anunnaki fueron, de hecho, tratados como tales por los sumerios.
La interpretación cosmogónica de esta teoría seria la siguiente: los hermanastros y rivales extraterrestres Enki y Enlil llegaron a la Tierra y se repartieron el dominio del planeta y las labores de explotación minera, algo que debía de ser bastante fatigoso. “Cuando los dios parecidos a los hombres soportaban el trabajo y sufrían el duro esfuerzo, el afán de los dioses fue grande. El trabajo era pesado, el cansancio era mucho”, confirma una de las tablillas de arcilla sumerias. Para hacerlo más fácil, Enki propuso crear un trabajador primitivo: un esclavo humano.
Con la ayuda de su hermanastra Ninki, también llamada Ninhursag, combinaron su propio ADN con el de Homo erectusmediante experimentos genéticos, dando lugar al primer Homo sapiens, al que llamaron Lulu.
La producción de esclavos lulus pasó a ser responsabilidad de 14 diosas de la fecundidad, ya que los híbridos entre terráqueos y extraterrestres no habían sido preparados para procrear. A demanda de las diosas, posiblemente saturadas de trabajo, Enki y Ninki modificaron la estructura genética de los lulus para que se reprodujeran solos. Así crearon al adama. La coincidencia con Adán no es casual, ya que los semitas convivieron durante mucho tiempo con los sumerios y parece evidente que usaron sus textos como referencia para redactar algunos textos bíblicos. Sitchin, un hombre erudito que dominaba el hebreo antiguo y moderno, y también el sumerio, estudió de manera minuciosa estos paralelismos.
Enki y Ninki no informaron a Enlil del cambio. Este último se llevó algunos lulus a trabajar a Edin, un lugar paradisíaco donde estaba desarrollando nuevas técnicas agrícolas para aumentar la producción de alimentos y donde las diosas parían sin dolor. Cuando Enlil descubrió el cambio de los adamas, los expulsó de Edin. El Génesis ubica en Edén en Sumeria, en algún lugar entre el Tigris y el Éufrates. El paralelismo de esta historia con la expulsión de Adán y Eva es, pues, más que evidente.


Posible ubicación del Edén.
Los anunnaki, sin embargo, no se quedaron en Sumeria. Su busqueda de oro se extendió a otros lugares del planeta, y los acompañaron los adamas, que aqui siguen. Los defensores de la teoria del antiguo astronauta aseguran que los visitantes aportaron a los adamas toda una serie de conocimientos que se han perdido en el tiempo y que sólo vamos recuperando parcial y lentamente. El escritor suizo Erich von Däniken, autor en 1968 del ahora ya clasico Recuerdos del Futuro, fue uno de los primeros que se dedicó a recopilar las posibles huellas de esos visitantes. Según Sitchin, que cita textos sumerios, los anunnaki o nephilim regresaron definitivamente a su planeta hace 13.000 años, justo antes del gran diluvio universal. En principio, parece ser que pueden volver cada 3.600 años, cuando la órbita de Nibiru se acerca a nuestro planeta, y que los mayas ya previeron una visita en masa programada para el 23 de diciembre de 2012, justo cuando acaba su calendario.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: