EL MAYOR SECRETO…DAVID ICKE…(1)

Había dos maneras de escribir este libro. Podía haber retenido información que es extremadamente rara, pero verdadera. Esta sería la manera fácil, manteniéndome dentro del zona de comodidad y comunicando sólo lo que no desafiaría el sentido de posibilidad de demasiadas personas.
O podía tratar a los lectores como seres humanos adultos completamente formados, completamente conectados y pluridimensionales, y comunicar toda la información relevante, incluyendo algunas que estirarán su sentido de la realidad al punto límite. Como siempre, he escogido lo último. No es para mí editar la información para los lectores, es para los lectores revisar la información para sí mismos. ¡Qué arrogante y condescendiente pensar que debo ocultar la información de las personas porque “No están listos para ella”!.
¿Quién soy yo para determinar eso?. ¿Y cómo puedo saber si están “Listos para eso” a menos que lo escuchen y puedan por lo tanto decidir por ellos mismos?.

 

Algunos de mis amigos me han instado a que diga la historia básica a las personas, pero “Por Dios no menciones los reptiles“. Usted verá lo que quieren decir muy en breve. Comprendo su preocupación, pero sólo puedo ser yo mismo. Y tengo que decírselo a todos a quienes conozco y no sólo a esos que se mantienen en la zona de comodidad. Eso es sólo yo, la forma como soy. Por supuesto el tema del libro atraerá ridículo de aquellos con una visión de la posibilidad del tamaño de una arveja y, naturalmente, de aquellos que saben que es cierto y no quieren que el público lo crea. Pero ¿y qué?. ¿A quién le importa?. A mí no.

 

Como Gandhi dijo:
“Incluso si usted está en una minoría de uno, la verdad todavía es la verdad.”
Así que he aquí la historia, pegando a fondo.

 

En resumen, una raza de linajes entrecruzados, una raza dentro de una raza de hecho, se centró en Medio y Cercano Oriente en el mundo antiguo y, durante los miles de años desde entonces, ha extendido su poder por el mundo. Un aspecto crucial de esto ha sido crear una red de escuelas de misterios y sociedades secretas para introducir su Programa encubiertamente mientras, al mismo tiempo, crean instituciones como las religiones para encarcelar mental y emocionalmente a las masas y ponerlas en guerra entre sí.
La jerarquía de esta tribu de linajes no es exclusivamente masculina y algunos de sus puestos clave son ocupados por mujeres. Pero en términos de números es abrumadoramente masculina y por lo tanto me referiré a este grupo como la Hermandad. Aún con más exactitud, teniendo en cuenta la importancia de Babilonia antigua en esta historia, también la llamaré la Hermandad Babilónica. Al plan que llaman su “Gran Trabajo de las Eras”, llamaré el Programa de la Hermandad.

 

La magnitud actual del control de la Hermandad no ocurrió en algunos años, incluso algunas décadas o siglos: puede rastrearse miles de años hacia atrás. Las estructuras de las instituciones de hoy en gobierno, banca, empresas, ejército y medios de comunicación no han sido infiltradas por esta fuerza, fueron creadas por ellos desde el comienzo. El Programa de la Hermandad es, en verdad, el Programa de muchos milenios. Es el desarrollo de un plan, paso a paso, para el control centralizado del planeta.

 

La jerarquía del linaje en la cima de la pirámide humana de control y supresión pasa el bastón a través de las generaciones, principalmente los hijos que siguen a los padres. Los niños de estas líneas de familia que son elegidos para heredar la batuta son criados desde el nacimiento para entender el Programa y los métodos de manipular el “Gran Trabajo” en la realidad. Adelantar el Programa se hace su misión adoctrinada desde muy temprano en sus vidas. Para el tiempo en que llega su turno de unirse a la jerarquía de la Hermandad y llevar la batuta en la próxima generación, su crianza los ha moldeado en personas muy desequilibradas. Son intelectualmente muy agudos, pero con un déficit de compasión y una arrogancia que tienen el derecho de gobernar el mundo y controlar las masas ignorantes a quienes ven como inferiores.
Cualquier niño de la Hermandad que amenace con desafiar o rechazar ese molde es dejado de lado o se las arreglan con él en otras maneras para asegurar que sólo personas “seguras” logren llegar a los niveles superiores de la pirámide y los conocimientos muy secretos y avanzados que se mantienen allí. Algunos de estos linajes pueden nombrarse. La Casa británica de Windsor es uno de ellos, como los Rothschilds, la realeza y aristocracia europeas, los Rockefellers, y el resto del llamado Establishment del Este de los Estados Unidos que produce a los presidentes, líderes comerciales, banqueros y administradores estadounidenses. Pero en la cima, el conciliábulo que controla la raza humana opera desde las sombras fuera del dominio público.

 

Cualquier grupo que es tan desequilibrado como para codiciar el control completo del planeta será belicoso dentro de sí mismo a medida que facciones diferentes buscan el control definitivo. Esto es indudablemente cierto de la Hermandad. Hay tremenda disputa interna, conflicto y competencia. Un investigador los describió como una banda de ladrones de banco que coinciden todos en el trabajo, pero luego discuten sobre cómo será dividido el botín. Ésa es una descripción excelente y a través de la Historia facciones diferentes han ido a la guerra entre sí por la dominación. Al final, sin embargo, están unidos en su deseo de ver el plan implementado y en los momentos clave unen fuerzas abrumadoramente para adelantar el Programa cuando es blanco del desafío.

 

Usted probablemente tendrá que remontarse cientos de miles de años para encontrar el punto de partida de esta historia de manipulación humana y de las líneas de familia que organizan el Gran Trabajo. Cuanto más yo he investigado esto con el paso de los años, más obvio se me ha hecho que el origen de los linajes y el plan para la toma de la Tierra se salen de planeta hacia una raza o razas de otras esferas o dimensiones de la evolución. Extraterrestres como los llamamos.
Si usted duda la existencia de la vida extraterrestre entonces considere esto por un momento. Nuestro Sol es sólo una de aproximadamente 100 mil millones estrellas sólo en esta galaxia. Sir Francis Crick, el laureado del premio Nobel, dice que hay un estimado de 100 mil millones galaxias en nuestro universo y cree que hay al menos un millón planetas en nuestra galaxia que podrían sustentar la vida como la conocemos. Piense en cuál podría ser la cifra para el universo entero, incluso antes de que empecemos a mirar a otras dimensiones de existencia más allá del rango de frecuencia de nuestros sentidos físicos.

 

Si usted viajara a la velocidad de la luz, 300.000 kilómetros por segundo, le tomaría a usted 4,3 años alcanzar la estrella más cercana a este sistema solar. Dice mucho sobre el nivel del adoctrinamiento de la humanidad que hablar de la vida extraterrestre es parecer chiflado, todavía descartarlo y sugerir que la vida sólo ha surgido sobre este, un planeta diminuto, ¡es considerado creíble!. Usted sólo tiene que considerar las estructuras asombrosas que abundaban en el mundo antiguo para ver que una raza avanzada existió entonces. Se nos dice que sólo personas primitivas en comparación a los humanos modernos vivieron en estos tiempos, pero eso es patentemente ridículo.

 

Como la mayoría del “pensamiento” oficial, el Establishment histórico y arqueológico hace sus propias historias, las llama hechos demostrados, y sólo hace caso omiso de las pruebas abrumadoras de que están equivocados. La idea no es no educar, sino adoctrinar. Alguien que no se ajusta a la línea oficial de la Historia es aislado por sus compañeros historiadores y arqueólogos que o bien que saben sus trabajos, reputaciones y la financiación están más seguros cuando adhieren a la versión oficial, o, francamente, no pueden ver más allá de la punta de sus narices. Lo mismo puede decirse de la mayoría de las personas en la enseñanza y las profesiones “intelectuales”.

 

Por todo el planeta hay estructuras fantásticas construidas miles de años atrás que sólo podrían haber sido creadas con tecnología tan buena como, a menudo aún mejor que, la que tenemos hoy. En Baalbek, al noreste de Beirut en el Líbano, tres trozos grandes de piedra, pesando 800 toneladas cada una, fueron movidos al menos un tercio de milla (536 metros) y colocados a gran altura en una pared. ¡Esto se hizo miles de años Antes de Cristo!. Otro bloque pesa cerca de 1.000 toneladas – el peso de tres jumbos. ¿Cómo fue posible esto?.
La Historia oficial no desea abordar tales preguntas debido a donde podría conducir eso. ¿Usted puede imaginar telefonear a un constructor hoy y pedirle que haga eso?. “Usted quiere que yo haga QUÉ?.” Diría, “Usted está loco.”

 

En Perú están las misteriosas líneas de Nazca. Los antiguos rayaron la superficie superior (oscura) de la tierra para revelar la blanca superficie de abajo y por este método fueron creadas increíbles representaciones de animales, peces, insectos y aves. ¡Algunas de ellas son tan grandes que sólo pueden verse en su totalidad desde 1.000 pies (305 metros) en el aire!. El conocimiento que permitió que maravillas como Nazca, Baalbek, la gran pirámide en Giza y otras creaciones asombrosas fuesen construidas con tal precisión y escala, vino de una raza avanzada que, en tiempos antiguos, vivía entre una población general por lejos más primitiva.

 

Esta raza es descrita como “los dioses” en los textos del Antiguo Testamento y otras obras y en tradiciones orales de la antigüedad. Puedo escuchar a seguidores de la Biblia negar que su libro habla de “los dioses”. Pero lo hace. Cuando la palabra “Dios” se usa en el Antiguo Testamento es a menudo traducida de una palabra que quiere decir dioses, plural – Elohim y Adonai son dos ejemplos. Usted puede comprender fácilmente que una raza que lleva a cabo hazañas tecnológicas de tal magnitud debería ser vista como “dioses” por un pueblo incapaz comprender tales habilidades.

 

En la década de 1930 militares estadounidenses y australianos aterrizaron sus aviones en partes lejanas de Nueva Guinea para dejar caer suministros para sus soldados. Los locales, que nunca habían visto un avión, creyeron que los militares eran dioses y ellos se volvieron objeto de creencias religiosas. Esto habría sido aún más extremo en el mundo antiguo si su raza avanzada hubiera sido de seres de otros planetas, estrellas o dimensiones, pilotara naves más avanzadas que cualquiera volada (¡por lo menos oficialmente!) por los ejércitos de hoy.

 

Una afluencia de conocimiento desde fuera de este planeta u otro origen explicaría tantos de los “Misterios” que la Historia oficial recibe con un silencio ensordecedor. Las increíbles hazañas de construcción también se vuelven explicables y también lo hace el misterio de por qué civilizaciones tempranas como Egipto y Sumeria(la tierra de Shinar en la Biblia) empezaron en el máximo apogeo de su desarrollo y luego cayeron en decadencia, cuando el curso normal de la evolución es empezar en un nivel más bajo y lentamente avanzar a través del aprendizaje y la experiencia.

 

Claramente hubo una inyección de conocimientos muy avanzados que después se perdieron para la mayoría de las personas. En cada cultura en todo el mundo hay historias y textos antiguos que describen a los “dioses” que trajeron estos conocimientos avanzados. Esto otra vez explicaría el misterio de cómo los antiguos tenían una comprensión fenomenal de astronomía. Hay leyendas interminables por todo el mundo de un tiempo que llaman la Era Dorada, que fue destruida por cataclismo y la “caída del Hombre”.

 

El poeta griego antiguo, Hesíodo, describió el mundo antes de la “Caída”:
“El Hombre vivía como los dioses, sin vicios o pasión, irritación o trabajo. En feliz compañerismo con seres divinos (¿extraterrestres?), pasaban sus días en tranquilidad y placer, viviendo juntos en perfecta igualdad, unidos por confianza y amor mutuos. La tierra era más hermosa que ahora, y producía espontáneamente una variedad abundante de frutos. Seres humanos y animales hablaban la misma lengua y conversaban entre sí (telepatía). Los Hombres eran considerados simples niños a los cien años de edad. No tenían ninguna de las dolencias de la edad para molestarlos y cuando pasaban a regiones de la vida superior, era en un sueño apacible.”
Utópico como eso puede parecer, hay incontables historias de cada cultura antigua que describen el mundo en el pasado distante en esos términos. Podemos recrear esa visión otra vez si sólo cambiamos la manera en que pensamos y sentimos. Los relatos más exhaustivos de una raza avanzada están contenidos en decenas de miles de tablillas de arcilla encontradas en 1850 aproximadamente a 250 millas (400 kilómetros) de Bagdad, Irak, por un inglés, Sir Austen Henry Layard, cuando excavó el sitio de Nínive, la capital de Asiria.

 

Esta estaba ubicada cerca del actual pueblo iraquí de Mosul. Otros hallazgos han seguido en esta región que una vez fue llamada Mesopotamia. La fuente original de este conocimiento no fueron los asirios, sino los sumerios que vivían en la misma área, se estima, de 4.000 a 2.000 AC. Haré referencia a las tablillas de arcilla, por lo tanto, como Textos Sumerios o Tablillas. Son unos de los mayores hallazgos históricos imaginables y con todo 150 años después de que fueron descubiertos todavía son ignorados por la Historia y educación convencionales. ¿Por qué?. Porque demuelen la versión oficial de los eventos.

 

El traductor más famoso de estas tablillas es el erudito y escritor Zecharia Sitchin, que puede leer sumerio, arameo, hebreo y otras lenguas de Medio y Cercano Oriente. Ha investigado y traducido las Tablillas Sumerias exhaustivamente y no tiene ninguna duda de que están describiendo a extraterrestres. Algunos investigadores dicen que usa una versión posterior de la lengua sumeria para traducir una más temprana y, por lo tanto, algunas de sus traducciones pueden no ser 100 % exactas.

 

Pienso que sus temas son correctos, efectivamente otros relatos y pruebas apoyan esto, pero personalmente dudo un poco del detalle. Pienso que algunas de las interpretaciones de Sitchin son sumamente cuestionables, mientras que coincido con la tesis en conjunto. De acuerdo con sus traducciones (y otras) los textos dicen que la civilización sumeria, de la que muchos rasgos de la sociedad moderna derivan, fue un “obsequio de los dioses”. No dioses míticos, sino físicos que vivían entre ellos.

 

Las Tablillas llaman estos dioses los AN.UNNAK.KI(aquellos que del Cielo a la Tierra vinieron), y DIN.GIR (los Rectos de los Cohetes Llameantes). El propio nombre de Sumeria era KI.EN.GIR (La Tierra del Señor de los Cohetes Llameantes y también La Tierra de los Observadores de acuerdo con Sitchin). El texto antiguo conocido como el Libro de Enoc también llama a los dioses “Los Observadores” (The Watchers), como hicieron los egipcios.

 

El nombre egipcio para sus dioses, los Neteru, se traduce literalmente como Observadores (Watchers) y ellos dijeron que sus dioses vinieron en botes celestiales.

 

Según Zecharia Sitchin, las Tablillas describen cómo los Anunnaki vinieron desde un planeta llamado Nibiru (el Planeta del Cruce) que él cree que tiene una órbita elíptica de 3.600 años que lo lleva entre Júpiter y Marte y luego afuera al espacio lejano más allá de Plutón. La ciencia moderna ha identificado un cuerpo que llama Planeta X que ha sido ubicado más allá de Plutón y se cree que es parte de este sistema solar.
Pero una órbita elíptica sería increíblemente inestable y difícil de mantener. Científicos en los que confío creen que Sitchin está equivocado en su teoría de Nibiru, aunque sus temas principales sobre los Anunnaki son correctos. Las Tablillas Sumerias, a partir de las traducciones de Sitchin, describen cómo, durante la formación temprana del sistema solar, Nibiru causó la casi destrucción de un planeta que una vez existió entre Júpiter y Marte. Los sumerios lo llamaron Tiamat, un planeta que apodaron el Monstruo Acuoso.

 

Dicen que fueron restos de la colisión de Tiamat con una luna de Nibiru lo que creó el Gran Brazalete De Banda – el cinturón de asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter. Lo que quedó de Tiamat fue lanzado en otra órbita, dicen los textos, y al final se convirtió en la Tierra (Figura 2). El nombre sumerio para la Tierra significa el Hendido porque un inmenso agujero fue creado, dicen, por la colisión. Curiosamente si usted se lleva el agua del Océano Pacífico usted será se quedará con un agujero gigantesco.
Figura 2:

 

El sistema solar mostrando la ubicación del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter que,
aunque los detalles varían, muchos relatos antiguos y modernos indican son los restos de un planeta o parte de un planeta.
Las Tablillas son los relatos escritos de tradiciones orales que se remontan a cantidades enormes de tiempo y usted tiene que tener cuidado de que no se han añadido o perdido detalles y que no tomamos el simbolismo o la parábola como la verdad literal. Estoy seguro que algo de confusión ocurrió de este modo. Yo mismo tengo dudas sobre el argumento de Nibiru-Tiamat y su supuesta escala de tiempo. Pero hay mucha verdad en los textos que puede demostrarse, sobre todo en sus conocimientos de astronomía.

 

Las Tablillas retratan el sistema solar con los planetas en sus posiciones, órbitas y tamaños relativos correctos, y su exactitud sólo ha sido confirmada en los pasados 150 años ya que algunos de estos planetas han sido encontrados. ¡Las Tablillas describen la naturaleza y el color de Neptuno y Urano en maneras que sólo han sido confirmadas en los últimos años!. Lo que es más, los “expertos” modernos no esperaban que esos planetas luzcan como lo hacían, todavía los sumerios sabían miles de años Antes de Cristo lo que nuestra ciencia “avanzada” apenas acaba de descubrir.

 

Lo más impresionante sobre las Tablillas Sumerias es la manera en que describen la creación del Homo Sapiens. Sitchin dice que los Anunnaki vinieron a la Tierra hace aproximadamente unos 450.000 años para extraer oro en lo que es ahora África. El centro minero principal estaba en el actual Zimbabwe, un área que los sumerios llamaron AB.ZU (depósito hondo), afirma. Los estudios por la Corporación Angloamericana han encontrado pruebas extensas de minería de oro en África hace al menos 60.000 años, probablemente 100.000.
El oro extraído por los Anunnaki fue enviado de regreso a su planeta de origen desde bases en Medio Oriente, afirma Sitchin que dicen las Tablillas. Pienso que hay mucho más para saber sobre esta empresa de “minería de oro”, y yo no creo que fue la razón principal por la que vinieron aquí, si de hecho fuera una razón en absoluto. Al principio la minería de oro fue hecha por la versión Anunnaki de sus clases obreras, dice Sitchin, pero eventualmente hubo una rebelión de los mineros y la élite real Anunnaki decidió crear una nueva raza esclava para hacer el trabajo.

 

Las Tablillas describen cómo se combinaron en una probeta los genes de los Anunnakiy los de los seres humanos nativos para crear al ser humano “actualizado” capaz de hacer las tareas que los Anunnaki requerían. La idea de niños probeta habría parecido ridícula cuando las Tablillas fueron encontradas en 1850, pero eso es precisamente lo que los científicos son ahora capaces hacer. Una y otra vez la investigación moderna respalda los temas de las Tablillas Sumerias. Por ejemplo, hubo una repentina y hasta ahora misteriosa mejora de la forma física humana hace alrededor de 200.000 años. La ciencia oficial es muda sobre la causa de esto y murmura términos como “el eslabón perdido”.

 

Pero algunos hechos inevitables tienen que ser abordados. Repentinamente la forma física previa conocida como el Homo Erectus se volvió lo que ahora llamamos Homo Sapiens. Desde el comienzo el nuevo Homo Sapiens tuvo la habilidad de hablar un idioma complejo y el tamaño del cerebro humano aumentó masivamente. Todavía el biólogo Thomas Huxley dijo que grandes cambios como este podían tomar decenas de millones de años. Esta visión es apoyada por la evidencia de que el Homo Erectus parece haber aparecido en África hace aproximadamente 1,5 millones de años.

 

Por bastante más de un millón de años su forma física parece haber permanecido igual, pero entonces, de la nada, vino el cambio dramático a Homo Sapiens. Hace aproximadamente 35.000 años vino otra mejora repentina y el surgimiento del Homo Sapiens Sapiens, la forma física que vemos hoy. Las Tablillas Sumerias nombran a las dos personas involucradas en la creación de la raza esclava. Eran el científico principal llamado Enki, el Señor de la Tierra (Ki = Tierra) y Ninkharsag, también conocida como Ninti (la Dama de la Vida) debido a su pericia en medicina.

 

Fue después llamada Mammi, del que viene mami y madre. Ninkharsag es simbolizada en representaciones mesopotámicas por una herramienta usada para cortar el cordón umbilical. Tiene forma de una herradura y fue usada en tiempos antiguos. También se volvió la Diosa Madre de un torrente de religiones bajo nombres como Reina Semíramis, Isis, Barati, Diana, María y muchos otros, que surgieron de las leyendas de esto en todo el mundo.

 

Es a menudo retratada como una mujer embarazada. Los textos dicen del liderazgo Anunnaki:
Convocaron y pidieron a la diosa, la partera de los dioses, la sabia dadora de nacimiento (diciendo), “A una criatura da la vida, ¡crea trabajadores!. ¡Crea a un trabajador primitivo, que pueda llevar el yugo!. ¡Que use el yugo asignado por Enlil. Que el trabajador cargue con el trabajo de los dioses!”
Enlil era comandante de los Anunnaki y Enki era su medio hermano. Enki y Ninkharsag tuvieron muchos fracasos cuando buscaban las mezclas genéticas correctas, nos dicen las Tablillas. Hay relatos de cómo crearon personas con defectos muy importantes y también híbridos de animal – humano. Cosas horribles, y exactamente lo que se afirma que están ocurriendo hoy en las bases subterráneas extraterrestres – humanas alrededor del mundo. La historia de Frankenstein, el hombre creado en un laboratorio, podía ser simbólica de estos eventos.

 

Fue escrita por Mary Shelley, la esposa del famoso poeta. Él y ella eran altos iniciados de la red de sociedades secretas que ha acumulado y ocultado estos conocimientos desde tiempos antiguos. Las Tablillas dicen que Enki y Ninkharsag eventualmente encontraron la mezcla correcta que se volvió el primer Homo Sapiens, un ser que los sumerios llamaron un LU.LU (el que ha sido mezclado). Éste es el “Adán” bíblico. LU.LU era un híbrido genético, la fusión del Homo Erectus con los genes de los “dioses” para crear un esclavo, una abeja obrera humana, hace unos 200.000 a 300.000 años. Una versión femenina también fue creada.

David Icke

http://veritas-boss.blogspot.com.es/2012/10/el-mayor-secretodavid-icke1.html

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: