Archivo para la categoría Humanidad

Lo que se Siente al Morir, Contado por una Enfermera de la UCI

Las unidades de paliativos o cuidados intensivos de los hospitales guardan una estrecha relación con la muerte, dando lugar a numerosas experiencias que se escapan a cualquier explicación racional.
Pacientes que intuyen el momento exacto en el que van a morir, otros que parecen decidir por sí mismos el día y la hora, adelantando o retrasando su muerte, sueños premonitorios de familiares o presentimientos de terceras personas que, sin ni siquiera saber que alguien está ingresado o ha sufrido un accidente, están seguros de que ha fallecido.
Sólo los profesionales sanitarios que trabajan de cerca con los pacientes terminales conocen de primera mano el alcance y variedad de estas extrañas experiencias. La ciencia no ha podido ser capaz de ofrecer algún tipo de respuesta, por lo que se suelen describir como sucesos paranormales o sobrenaturales. Una etiqueta “demasiado vaga para la magnitud de estas experiencias”, según explica la enfermera británica Penny Sartori, que lleva cerca de 20 años trabajando en la UCI.
Una carrera lo suficientemente sólida como para haber visto de todo, intuir patrones y elaborar hipótesis sobre estos fenómenos. Tanto es así, que está a punto de rematar una tesis doctoral sobre estas cuestiones, cuyas principales conclusiones adelantará en el libro The Wisdom Of Near-Death Experiences (Watkins Publishing), que saldrá a la venta el próximo 6 de febrero.
A lo largo de toda su carrera, Sartori se ha entrevistado con pacientes que han vivido experiencias cercanas a la muerte (ECM), así como con familiares que han vivido de cerca experiencias de muerte compartida (EMC). La cantidad y la repetición de patroneshacen que la enfermera descarte la hipótesis de la casualidad o la imposibilidad de hallar un razonamiento lógico para este extendido fenómeno.
Su tesis principal se centra en que “nuestro cerebro es independiente de la conciencia. Es el medio para canalizarla, por lo que en realidad es físicamente ajena al cuerpo”. Una idea que explicaría, añade la doctoranda, por qué “el alma y la conciencia pueden experimentarse al margen del cuerpo”, como en las ECM o en la meditación budista.
Los ejemplos de los que Sartori se vale en su libro son muy numerosos, pero todos suelen coincidir en que los pacientes que viven estas ECM son siempre los que abrazan la muerte de la forma más tranquila y feliz, al igual que los familiares que presienten la muerte de sus seres queridos. ¿Por qué? Según las entrevistas que ha mantenido con estos últimos se debe a que están convencidos de que sólo se trata del fin de la vida terrenal.
Al margen de que se trate de personas creyentes, agnósticas o ateas, todas ellas tienen el sueño o la visión de cómo su familiar se va de este mundo guiado por alguien (cónyuges ya fallecidos, seres anónimos o ángeles) y lo hace con una clara sensación de “paz y amor”. Al principio, relata Sartori, “me llamaba la atención que algunos familiares de fallecidos no se sintiesen tristes tras diagnosticar la muerte de su ser querido, pero al entrevistarlos me di cuenta de que en realidad estaban tranquilos por haber experimentado esta sensación de trascendencia a la vida”.
Eligiendo el momento “más apropiado” para morir
Este no es el caso de los ejemplos de personas que a sabiendas de cuando van a morir piden quedarse unos minutos solos o lo hacen justo cuando el familiar, que permanece todo el tiempo a su lado, los abandona un solo momento para ir al baño. Otros casos igualmente llamativos son los de personas que se mueren justo después de ver al familiar que tarda en acudir a verlos por estar en el extranjero, cuando terminan con todo el papeleo de herencias y seguros vitalicios. “Parecen estar a la espera de que ocurra un evento específico para permitirse morir”, relata la enfermera.
El director del Tucson Medical Center John Lerma, especializado en cuidados paliativos, ha recopilado ejemplos muy similares a los citados por Sartori en Into the Light: Real Life Stories About Angelic Visits, Visions of the Afterlife, and Other Pre-Death Experiences (New Page Books). Según sus informes, entre el 70 y el 80% de los pacientes esperan a que sus seres queridos salgan de la habitación para morirse.
Sartori se niega a creer que estas vivencias estén motivadas por alucinaciones. “No es posible que varias personas vean lo mismo y sean capaces de describirlo igual si realmente se trata de una percepción distorsionada de la realidad”, apunta. Unas tesis que se apoyan en las famosas teorías del profesor Raymond Moody, que acuñó el concepto de experiencias cercanas a la muerte a finales de los 70.
Sus estudios más novedosos se centran en las vivencias compartidas por las personas que acompañan a los que están en trance de muerte. “Abren una vía completamente nueva de iluminación racional sobre la cuestión de la vida después de la muerte porque las personas que comunican estas experiencias están sanas. Suelen estar sentadas junto al lecho de muerte de un ser querido cuando le sobreviene una de estas experiencias maravillosas y misteriosas. Y el hecho mismo de que las personas no están próximas a la muerte incapacita la cláusula de exención. Como sus experiencias no se pueden achacar a fallos de la química cerebral, tendremos que ir más allá de este argumento”, asegura.
Nuevas vías de investigación
El recurso, “cínico” según Sartori, a explicar este fenómeno a partir de disfunciones cerebrales, tampoco se sostiene con los ejemplos de personas ingresadas con alzhéimer avanzado que repentinamente recuperan la capacidad de raciocinio. “Se trata de pacientes en un estadio terminal de la enfermedad, incapaces de articular palabra, que de forma sorprendente comienzan a hablar con total coherencia, interactuando con gente que no está en la habitación y que frecuentemente son familiares muertos”, explica la autora. Además, añade, “suele suceder que después de esta experiencia dejan de estar intranquilos y acaban muriendo con una sonrisa en la cara, generalmente, uno o dos días después”.
El argumento de que estas visiones están inducidas por los fármacos tampoco es aceptado por la autora porque, dice, “estos causan ansiedad, todo lo contrario de lo que sienten los pacientes”. La autora defiende en su libro que este tipo de vivencias, recopiladas a lo largo de toda su carrera, pueden ser claves para demostrar la existencia de una vida después de la muerte y que, al menos, deben abrir una nueva vía de investigación (como algunas que parten de la física cuántica) para los estudios científicos. De lo que sí dice estar convencida es de que “la muerte no es tan temible como nos la solemos imaginar”.
Anuncios

Deja un comentario

El Proyecto Genoma “Somos el experimento de Extraterrestres”

El Proyecto Genoma superó las expectativas y los científicos están desconcertados por el descubrimiento de material genético no pertenece a la Tierra. El descubrimiento le da un tono más de credibilidad a la hipótesis de que el origen humano es resultado de la colonización de tierras de viajeros cósmicos, como en las historias mitológicas de las culturas antiguas.

 

 Los científicos que estaban trabajando en el proyecto Genoma Humano sorprendieron por el descubrimiento; el 97% de las llamadas “secuencias no codificantes” del ADN humano corresponde a una porción de la herencia de formas de vida extraterrestre.
 
Estas secuencias no codificantes son comunes a todos los organismos vivos en la Tierra como el moho, el pescado y el hombre. Las secuencias de ADN humano constituyen una gran parte del genoma total, dice el Profesor Sam Chang, pero es el llamado ADN ‘basura’ (llamado así porque al principio parecía no tener ninguna función), cuyas secuencias fueron descubiertas hace varias décadas, el que al parecer guarda el secreto del origen de la humanidad.
Las secuencias fueron analizadas por los programadores informáticos, matemáticos y otros eruditos. Con los resultados del Prof. Chang se llegó a la conclusión de que el ADN ‘basura’ fue creado por algún tipo de “extranjero programador”.
Los científicos están considerando la hipótesis de una gran forma de vida extraterrestre involucrada en la creación de nuevas formas de vida en varios planetas, la Tierra es sólo uno de ellos. No se sabe con qué fin se hizo o si es sólo un proyecto científico alienígena como preparación para la colonización de planetas o incluso un compromiso con la vida de extenderse por todo el universo.
 Quizás, después de programarlo, nuestros creadores nos hicieron crecer del mismo modo en que nosotros cultivamos bacterias en los platos de Petri. No podemos conocer su motivos, si fue un experimento científico, o un modo de preparar nuevos planetas para la colonización, o es un asunto en curso a largo plazo de sembrar vida en el Universo.”

El profesor Chang indica más, que “si pensamos sobre ello en nuestros términos humanos, los evidentes “programadores extraterrestres” estaban trabajando muy probablemente sobre un gran código consistente en varios proyectos, y los proyectos habrían producido diversas formas de vida para diversos planetas. También ellos intentaron diversas soluciones. Escribieron “el gran código”, lo ejecutaron, no les gustó alguna función, la cambiaron o añadieron una nueva función, lo ejecutaron otra vez, hicieron más mejoras, y lo intentaron una y otra vez.”

El equipo de investigadores del profesor Chan concluye además que, “los evidentes programadores extraterrestres podrían haber ordenado cortar todos sus planes idealistas para el futuro cuando ellos se concentraron en el proyecto Tierra para cumplir el plazo apremiante. Muy probablemente, con una prisa o precipitación evidente, los programadores extraterrestres pueden haber cortado drásticamente el gran código y haber entregado un programa básico diseñado para la Tierra.”

De acuerdo a un razonamiento lógica, los “programadores extraterrestres” probablemente trabajarán en muchos proyectos para la producción de diferentes estructuras biológicas en diferentes planetas. La pregunta es ¿por qué?

Deja un comentario

¿CON QUE SALSA QUIEREN SER COCINADOS?

Presentamos una excelente reflexión que nos muestra en 2 minutos la sabiduría del argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nóbel de la Paz en 1980 por su compromiso con la defensa de la Democracia y los Derechos Humanos.
Pulse PLAY:

http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2012/08/29/con-que-salsa-quieren-ser-cocinados/

1 comentario

Científicos: La raza humana está muriendo

Científicos: La raza humana está muriendo

Sombríos científicos han estado manejando los números desde los años setenta y algunos escribieron en el mural: Si no se adoptan medidas drásticas pronto la raza humana puede rápidamente desvanecerse en la extinción. Ese terrorífico hecho es demasiado real y las personas simplemente podrían dejar de existir no en un lapso de tiempo de decenas de miles de años, o incluso miles de años, sino en tan sólo un puñado de siglos.

Las arenas a través del reloj de arena
Científicos: La raza humana está muriendo

La tasa de natalidad conduce a la raza humana en el futuro. A pesar de las predicciones de que la población continuará creciendo más allá de los actuales 7 mil millones, más o menos, la actual proyección muestran una tendencia mucho más inquietante: La Extinción.

Primero trajo a la atención del mundo un estudio que apareció en la revista National Geographic, el artículo pintó un cuadro del Fin del Mundo que la raza humana parecían determinada a cumplirla.

Los científicos conscientes de la verdadera espiral descendente en la curva de crecimiento de la población humana no pasan noches sin dormir pensando en una guerra nuclear que extermine a la civilización o un aplastante asteroide a toda velocidad dirigiéndose contra la Tierra. Ni siquiera permanecen hasta tarde retorciéndose las manos sobre los efectos del calentamiento global o de una enfermedad virulenta escapándose de un laboratorio de guerra biológica.

National Geographic publica las malas noticias.
Científicos: La raza humana está muriendo

Lo que hace a aquellos científicos insomnes crónicos es el reloj de cuenta regresiva al olvido que indica la titubeante tasa de natalidad.

Científicos: La raza humana está muriendo
El ascenso y caída (y extinción) de una población

Estudios realizados durante la década de 1970, centrándose en el crecimiento de la población y la extinción reveló una verdad aterradora: medida que las poblaciones crecen sin control, llega un punto de inflexión. Cuando se alcanza ese punto la población se desploma, aumenta la violencia, la caída de las tasas de natalidad y la fecundidad decae.

El colapso de las cifras de la población se aceleraría y continuaría. No alcanzando el punto de estabilización. La disminución de la población podría avanzar sin cesar hasta la total extinción de las especies.

El mejor estudio fue hecho usando ratas como la población. Al principio las ratas fueron pacíficas, y comida abundante y se reprodujeron vorazmente. No tenían ningún depredador natural, la población aumentó casi exponencialmente. Eventualmente, la libertad que ellos tenían para deambulan en su entorno se redujo mientras la población llenaba el medio. Las ratas se volvieron menos complaciente de otras ratas. Aumento la agresión. Aumento la ansiedad. Ataques de locura se desataron en la población. Y aún así la población aumento.

A continuación, los científicos notaron que estalló la guerra virtual entre las ratas anteriormente pacíficas. Alcanzó su punto máximo en la población, la natalidad comenzó a caer. Algunas de las ratas ya no tenían un interés en el sexo. Otros aún se aparearon, pero resultaron en abortos o el número de descendientes disminuyeron significativamente.

La tendencia continuó.

Finalmente, la población disminuyó hasta permanecer algunas cuantas ratas. Las ratas ya no podían procrear. Comían poco, empezaron a perder peso y finalmente murieron.

Extinción, al menos en el universo de las ratas que participaron en el experimento.

Científicos: La raza humana está muriendo
La investigación reveló que las poblaciones crecientes y no controladas eventualmente llegar a una crisis y es inevitablemente seguida de la extinción masiva.

¿Podría ocurrir tal cosa a los seres humanos? Después de todo, los seres humanos tienen un intelecto “superior” y conciencia cognitiva que ratas. ¿Podrían los humano salir de este callejón sin salida? Los científicos argumentaron que los seres humanos no pueden. Parece que todas las formas de vida, animales, insectos, plantas quizás, pueden tener el mismo fin terminal de una superpoblación no controlada.

Una de las señales de advertencia, dijeron, es una caída de la fecundidad.

La alarmante disminución de esperma masculino

Ahora se oye el eco de la advertencia de hace 40 años. Estudios recientes han expuesto el hecho alarmante de que la sexualidad masculina está disminuyendo junto con la disminución del esperma. Están afectadas todas las razas y los hombres de todas las culturas están sufriendo el descenso.

La Alianza para la Salud Natural (Alliance for Natural Health) escribe: “el esperma de los hombres está cayendo dramáticamente en la sociedad moderna. En 1940, el esperma normalmente estaban muy por encima de 100 millones de espermatozoides por mililitro. Según un estudio danés, ellos han caído a un promedio de 60 millones por ml. Otros estudios encontraron que entre 15 y 20 por ciento de los hombres jóvenes tiene esperma de menos de 20 millones por ml.”

El siguiente vídeo va en el mismo sentido pero con declaraciones de expertos en las que se detalla que los químicos están dañando la testosterona por el cual muchos fetos varones no llegan a nacer siquiera.

Muerte del sistema inmune

Agregando a la aceleración de la extinción humana algo que las ratas en el estudio de los años 70 no tenían que lidiar: el debilitamiento del sistema inmunitario.

El sistema inmunológico humano está bajo ataque de productos químicos artificiales, mortales aditivos en los alimentos y una mutante biosfera.

Estudios han descubierto que muchos de los productos de la de industria biotecnología están destruyendo el sistema inmunológico humano. Una de las razones es que están aumentando las enfermedades inmuno-deficiencia por el daño que están haciendo la ingeniería de alimentos, especialmente aquellos cargados con insecticidas.

“Animales alimentados con maíz y soja modificado genéticamente — específicamente, soja y maíz que contenían proteínas tóxicas de la bacteria Bacillus thuriengensis, que mata a los insectos que dañan la soja, algodón, canola, maíz y otros cultivos, e observaron a ser menos capaces de digerir las proteínas debido a alteraciones en la micro estructura de sus intestinos. También sufrieron alteraciones del sistema inmunológico,” según un informe de la Alliance for Natural Health.

Sentencia de muerte para la raza humana

 

Científicos: La raza humana está muriendo

Mientras que los alimentos biotecnologícos como las mermeladas están en los estantes de los supermercado, el auge de población se acelera hasta el punto de inflexión y los recuentos de la sexualidad y el esperma masculinos continúan disminuyendo, el final se acerca rápidamente.

El fin del mundo es un hecho. Ninguna raza puede durar para siempre. Pero la raza humana no tiene que apresurarse al final. Aplicando el sentido común y la sabiduría adquirida a través de miles de años podría permitir a los seres humanos vivir y avanzar muchos millones de años más.

Pero en su lugar, al menos por el momento, la humanidad continúa destruyéndose a sí misma.

http://conspiraciones1040.blogspot.com/2012/08/cientificos-la-raza-humana-esta-muriendo.html#.UEAcyqPAG7s

1 comentario